viernes, 5 de septiembre de 2008

NO EQUIVOCAR EL CONCEPTO: DESARROLLO

CARTA DE LECTORES SEMANARIO BAMBA EDICIÓN VIERNES 5 DE SETIEMBRE DE 2008
autor: JUAN CARLOS A. PAESANI- ING. QUÍMICO-INGENIERO LABORAL- POST GRADO POBLACIÓN Y MEDIO AMBIENTE


sitio:

«En materia de Economía, no todo lo que crece es desarrollo», el autor

«En el pasado nos preocupamos por los impactos del crecimiento económico en el medio ambiente. Ahora, en nuestros prospectos económicos necesariamente tenemos que preocuparnos por los impactos del estrés ecológico; degradación de los suelos, regímenes de aguas, atmósfera y bosques. En el pasado más reciente nos vimos esforzados a enfrentar un agudo incremento de la interdependencia económica entre las naciones. Ahora debemos acostumbrarnos también a una acelerada interdependencia ecológica. La ecología y la economía están entrelazándose aún más -local, regional, nacional y mundialmente- en una red inconsútil de causas y efectos». (*1).

Con el párrafo anterior de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Informe Brundtland) quisimos iniciar este artículo para poner de relieve la degradación ambiental global en la que se encuentra sumido el planeta Tierra, y recalar en nuestro entorno más próximo: EL TERRITORIO.
Pero la globalidad nos trasciende, en cuanto a acciones que podamos realizar en pos de vislumbrar algo concreto más allá de discursos engañosos, conferencias, declaraciones o cuanto otro tipo de artilugios lingüísticos que pudiera utilizarse desde la política gobernante.¡Tantas veces se nos ha catalogado de «agoreros, catastróficos, apocalípticos»! Por el solo hecho de advertir, sobre lo que está ocurriendo a nivel global, tratando de movilizar a nuevas formas libres de pensar y de accionar hacia el futuro. En esto hemos resaltado el papel fundamental de la escuela como función creadora de «conciencia ambiental».
La realidad es la única verdad. Los incendios -cada vez más- se desatan en forma tremendamente espantosa en todo el planeta. Demás está decir que estos fenómenos ya han sido tipificados como consecuencia del calentamiento global y el cambio climático. Los parámetros «normales» meteorológicos-climáticos están cambiando día tras día. Las variables se escapan del control predictivo. De tal forma se ha reconocido que las tecnologías utilizadas, para la extinción de los incendios, resultan inútiles cuando se desatan estos infiernos. Para el caso lo que ha venido sucediendo en forma recurrente en Australia, Grecia, Portugal, España, California, etc. etc. No hubo respuestas desde las tecnologías, el fuego continuó. Y la economía se resquebrajó.
Demás está decir la realidad sin solución de continuidad en nuestra provincia de Córdoba, sin que por ello dejemos de lado lo que ocurriera en las Islas del Delta del Paraná en los primeros meses del año o en otras ocasiones, en los incendios forestales en el sur de la Argentina.
Se crearon «Impuestos al Fuego». Hace a la economía, pudiera decir alguien entendido en el tema. Si bien desde las escuelas los docentes hacen lo que pueden respecto a la distribución del conocimiento-generación de actitudes y su relación con el entorno -en materia de Ecología y Medio Ambiente- no existe apoyo desde el Estado. Simplemente por los mensajes contradictorios. No hay otra explicación. Por un lado se dice sobre la protección de los bosques y se entregan plantitas de algarrobos y otras especies. Por otro lado la destrucción de faldeos serranos y ampliación de fronteras agropecuarias.
Se predica con discursos hipócritas. Pero, por otros medios astutos -que tratan de mimetizarse en la «inocencia de un desarrollo que no se puede parar»- se hace todo lo contrario. Cuando se reclama sobre tal o cual proyecto al respecto de que faltan las EIA-EVALUACIONES DE IMPACTO AMBIENTAL, donde necesariamente debe estar presente la opinión de la sociedad, se nos replica en baja voz «está todo cocinado». Lamentablemente, quienes tendrían que dar pública denuncia, sea desde las mayorías o minorías políticas, están ausentes.
O más contemplativos, tal vez misericordiosos: voces apagadas, sin fuerza. ¿Quién ha dicho algo sobre por qué no se llama más a reuniones en el seno del CO-HI-PRO (CONSEJO HÍDRICO PROVINCIAL), desde años reclamadas desde las ONGs? ¿Quién ha dicho algo sobre el Proyecto o de Proyectos de acueductos desde el lago San Roque vaya a saber hasta dónde? Silencio… sólo silencio.
Sin embargo, la realidad, nos ubica en el justo lugar. Qué nos importa que nos digan ¡Apocalípticos! Hemos creado defensas. Lo que no vamos a dejar crecer en nuestro interior es a la hipocresía. Esa hipocresía distintiva de «las acciones» que se predican. Como si quien la predica no estuviera dentro del mismo barco, con sus hijos, como lo estamos también nosotros con nuestros hijos.
¡Basta de discursos! ¡Basta de impuestos al fuego! ¡Basta de megaproyectos de «desarrollo»! El desarrollo no es eso. No es un acueducto, cuando antes debiera solucionarse el control de la expansión demográfica, el uso del suelo, el cuidado del agua hacia el futuro, la contaminación, etc. Planificación, que le dicen.
Terminar con la rapiña del agua con acueductos. Antes de estos proyectos debieran estar finalizados (desde hace ya mucho tiempo) proyectos para sustituir los sistemas de «Riegos de los Altos de Córdoba» pergeñados por Cassaffousth y Dumesnil a fines del siglo XIX ¿Quién puede entender que nos digan que nos oponemos al desarrollo? Se oponen al desarrollo SUSTENTABLE, quienes -en los puestos de poder de decisión ejecutiva- no impulsan proyectos coherentes con lo que es una REGIÓN SEMIÁRIDA.
La provincia de Córdoba tuvo la red Hidro-Meteorológica quizás más importante, por lo menos en América Latina. Y hablamos en pasado porque ya no existe más. Villa Carlos Paz, tenía su propia Estación Meteorológica en Costa Azul de acuerdo a estándares internacionales en la década de los años sesenta-setenta. Presentamos un proyecto durante el año 2007. Duerme en la paz de los cajones del Concejo de Representantes.
Estaciones pluviométricas en Villa Independencia, Cuesta Blanca, Copina, Los Gigantes, El Durazno, Tanti, etc. etc. Tapizaban toda la cuenca madre del lago San Roque.
Hoy: Modelos matemáticos para los proyectos. ¡Quién dice que son inútiles! Pero la NATURALEZA funciona de otro modo. ¿Dónde fueron a parar los datos acumulados en la Dirección Provincial de Hidráulica? ¡Que épocas aquellas! Ellos, por los que eran clase dirigente y formadora dentro de esta institución, estaban preocupados por el DESARROLLO, con mayúsculas. De haber seguido en vigencia esas POLÍTICAS HÍDRICAS -también con mayúsculas, aunque sea una redundancia- ya existiría un sistema de riegos de «Los Altos de Córdoba», por goteo o algún otro sistema eficiente.
La realidad: «desarrollo», en minúsculas (en negrita, resaltado): Mega emprendimientos de acueductos, de «barrios cerrados», de «edificios en altura», que más. Lo que sí, no nos cabe la menor de las dudas: la «altura» de la clase política es supina por acción de aquellos que están en la ejecutividad junto a sus «mayorías», como aquellos que están «en minorías mudas» porque ya está todo «cocinado». Sólo pedimos nos entiendan aquellas excepciones (para no generalizar) a que nos referimos en el párrafo anterior.
Mientras tanto los «Apocalípticos» seguimos en la lucha. Sabemos que es desigual. No importa. Vivimos en la esperanza de que algo cambie. Y aunque EL CAMBIO CLIMÁTICO está con nosotros, por lo menos intentamos que las actitudes desde cada uno y en forma responsable, empiece también a cambiar.
Que lo entiendan desde la dirigencia política… es otra cosa. Continuaremos tras la movilización de la opinión pública. Los incendios, la política hídrica ausente, el Estado cargado de entropía y de desorden -como quiera entenderse- es algo palpable, que se ve, y se sufre. No letra escrita en el libro del Apocalipsis como nos quisieron hacer entender algunos políticos caídos en desgracia en algún rincón del poder.
Así como hemos impulsado una Ordenanza para la creación de un Parque Recreativo-Educativo (¡Qué cuesta tanto llevar adelante!) -para que fuera el germen y alimento de los alumnos de las escuelas y generar nueva conciencia ambiental de este TERRITORIO- seguiremos denunciando y en todas las ocasiones lo que no se hace en materia de POLÍTICA AMBIENTAL DE ESTADO.


ING. JUAN CARLOS A. PAESANI
Post Grado Población y Medio Ambiente

CONSULTA BIBLIOGRÁFICA
(*1) Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo- Nuestro Futuro común (Informe Brundtland) – World Comisión on Enviromenment and Development, Our Common Future, Oxford, Oxford University Press, 1987, p.5.

MICHAEL JACOBS - ECONOMÍA VERDE – Medio Ambiente y desarrollo sostenible – TM editores – 1991

EDITORIAL SEMANARIO BAMBA DIA VIERNES 5 DE SETIEMBRE DE 2008 - EN CONSONANCIA CON TEMAS DEL AMBIENTE

No hay comentarios:


FECHA DE FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE VILLA CARLOS PAZ: 16 DE JULIO DE 1913 - ESCUDO DE LA CIUDAD DE VILLA CARLOS PAZ - CARTA ORGÁNICA - ARTÍCULO Nº 24 (...) Su descripción es la siguiente: de sinople tres fajas de plata ondeadas y en jefe, dos espadas de su color puestas en sotuer, bordura de gules, cargadas de ocho torres de oro, el escudo timbrado de un sol de oro. La forma del escudo es cuadrilonga, con la parte inferior redondeada, sus proporciones seis por cinco, de modo tal que la sexta parte de la altura cabe cinco veces en el ancho."

escudo de villa carlos paz

escudo de villa carlos paz
ARTÍCULO 24:El municipio adopta el nombre de Villa Carlos Paz, denominación que deberá ser utilizada en todos los documentos, instrumentos públicos, actos y monumentos oficiales.Conforme a los antecedentes históricos, reconoce como fecha de su fundación el día 16 de julio de 1913. El escudo, símbolo que identifica la Ciudad, es de uso obligatorio en toda documentación,papeles oficiales, sellos, vehículos afectados al uso público y en el frente de los edificios municipales, prohibiéndose la utilización oficial de cualquier otro símbolo o leyenda. Su descripción es la siguiente:sinople tres fajas de platas ondeadas y en jefe, dos espadas de su color puestas en sotuer, bordura de gules, cargadas de ocho torres de oro, el escudo timbrado de un sol de oro. La forma del escudo es cuadrilonga, con la parte inferior redondeada, sus proporciones seis por cinco, de modo tal que la sexta parte de la altura cabe cinco veces en el ancho. CARTA ORGÁNICA MUNICIPAL DE VILLA CARLOS PAZ - CAPÍTULO II - Competencias y Emblemas. OTRA FUENTE CONSULTA HISTÓRICA: http://heraldicaargentina.com.ar/3-Cba-CarlosPaz.htm

LA LAGAÑA DE PERRO - Caesalpinia gillesii

LA LAGAÑA DE PERRO - Caesalpinia gillesii
Fotografía Juan Carlos A. Paesani -LA FLOR DE VILLA CARLOS PAZ - SI CLICKEAS SOBRE LA IMAGEN VAS A ENCONTRAR LA INFORMACIÓN DE LA LAGAÑA DE PERRO Y OTRAS ESPECIES DEL BOSQUE SERRANO